Buscar
  • Por Culpa de Eva

Cómo cuidar la piel de los cambios climáticos por la Dra. Martha Viera


De todos los órganos del cuerpo, la piel es el más versátil de todos, es el único que está directa y constantemente abierto al exterior, protege de agentes externos, del calor y el frío, del aire y los elementos, de las bacterias, es impermeable, se repara y lubrica a sí misma, incluso elimina algunos residuos del cuerpo.


En esta época de navidad es muy fácil descuidarse la piel, pues estamos expuestos a diversos factores climáticos y los cambios de temperatura hacen que se produzcan lesiones.

En estas fiestas hay quienes aprovechan de ir a la playa o más bien ir a sitios fríos, en ambos casos es fundamental cuidarse la piel, por ello existen ciertas recomendaciones para tener unos días libres sin ninguna quemadura u otros daños en este órgano vital.


Se debe comenzar mencionando que cada etapa de la vida tiene sus cuidados específicos, en la edad adulta se requiere proteger la piel del sol, del frío, del envejecimiento, pero consideramos que las siguientes etapas también necesitan suficiente atención:


Cuidado de la piel en bebés

A los niños menores de seis meses de edad no se les puede aplicar protector solar, pero se debe proteger la piel del sol de otras formas, mediante ropas que cubran, gorritos, medias, guantecitos y evitando la exposición al sol, utilizar también ropa que contenga el elemento UPF (ultraviolet protection factor).


Cuidado de la piel en niños

Debido a la sensibilidad de la piel en la niñez, los baños o duchas deben ser cortos, con temperatura ambiente preferiblemente, lo siguiente es que se les aplique crema humectante apenas salgan de la ducha, aún cuando se encuentran algo húmedos para que el producto actúe de mejor forma y se realice la hidratación completa de la piel. Lo ideal es que dichas cremas corporales sean libres de fragancias e hipoalergénicas.

En los adolescentes

En esta etapa los cambios hormonales son los protagonistas, por lo tanto la aparición del acné es frecuente y normal, sin embargo puede evitarse o controlarse, con buena higiene y cuidados en la alimentación, es fundamental aplicar productos que tengan ácido salicílico o peróxido benzoico. Al igual que los olores corporales predominantes de estas edades se pueden reducir al utilizar jabones de PH neutro.

En personas de la tercera edad

Las personas mayores tienen una piel más fina y por ende la hidratación debe ser más intensa, es necesario aplicar lociones que contengan ceramida y ácido láctico para eliminar ese exceso de queratosis que hay en la piel, igualmente se les recomienda baños cortos, evitar el agua caliente y por supuesto protegerse del sol, hay personas que tienen mucha fragilidad capilar así que deben utilizar ropa manga larga que protejan de golpes leves que puedan ocasionar una “púrpura cenil” (manchas moradas en la piel).


Ahora bien… para todas las edades:


Cómo proteger la piel del SOL


  • Se debe aplicar protector solar en diversos lugares en los que se vaya a recibir rayos solares, no solo en la playa, sino al salir a la calle, visitar parques y sitios abiertos, aplicar el protector cada dos horas especialmente en niños. Se recomiendan protectores o bloqueadores que contengan Zinc y Titanium,


  • Al salir a algún lugar de prolongada exposición al sol se debe considerar usar lentes, gorros, sombrillas, fundamentalmente las personas mayores que tienden a ser más delicadas, proteger los párpados y el cuero cabelludo para evitar que se origine un cáncer en estas zonas.


¿Cuánto daño tiene realmente el SOL en la Piel?

El sol produce cambios a nivel del DNA de las células de la piel lo que ocasiona mutaciones, por su parte los rayos ultravioleta V son los causantes del cáncer de piel mientras que los rayos ultravioleta A son los que promueven el envejecimiento de la piel. Lo antes mencionado corresponde a mutaciones que se producen a lo largo del tiempo, por lo que la acumulación de daño solar por años hace que a cierta edad se produzca cáncer. Se conoce que a partir de los 40 años la acumulación del daño solar es del 60% y a los 80 años corresponde a casi el 100%, siendo estos últimos los pacientes más recurrentes con esta enfermedad.


¿Qué daños tiene el FRÍO en la Piel?

La exposición del frío en la piel puede originar muchos cambios, el primero de ellos es la resequedad ya que estamos expuestos a cambios fisiológicos constantemente, además si a esto le unimos las alteraciones del clima o del ambiente en el que estemos; por ejemplo, si estamos en un ambiente muy frío y entramos a otro con calefacción, se producen cambios de dilatación de los vasos sanguíneos y pérdida del agua transepidérmica lo que hace que perdamos las propiedades de hidratación, por lo que se recomienda evitar esos cambios bruscos de temperatura, mantener la piel hidratada con cremas humectantes y bien abrigada sobre todo en edades avanzadas.

Las enfermedades de la piel

Hay muchos factores que influyen en la aparición de enfermedades dermatológicas, lo genético es uno de los principales pero los factores externos también lo son y muchas veces se agravan las enfermedades que ya son genéticas debido a los factores del ambiente.

Un caso simple es la dermatitis atópica, habitual de las personas asmáticas, alérgicas o con familiares que lo posean, tienen una piel sensible que tiende a picar, se deshidrata y si a esto se le suma un cambio ambiental todo empeora, pues esta enfermedad se agrava totalmente en sitios muy fríos o muy calientes, de la misma forma existen múltiples padecimientos en la piel que pueden proliferarse si no se toman las medidas necesarias.

Tips para mantener una piel sana, jovial y protegida

El cuidado de la piel tiene que ser integral, siempre debes tener presente estas recomendaciones:

  • Protección solar; utilizar productos a partir del nivel 30 de protección solar, que contengan minerales, óxido de Zinc y bióxido de Titanium, aplicar cada dos horas y diariamente.


  • Aplicar un maquillaje con protección solar; recurrir a suplementos y vitaminas.


  • Antioxidantes tópicos; entre ellos se encuentra la Vitamina C, el ácido ferúlico.


  • Cremas hidratantes; éstas enriquecen la anatomía de la piel, la ceramida, productos que estimulan la elastina y el colágeno.


  • Alimentación; comer de forma balanceada y tener un estilo de vida saludable.


Recuerda que la piel es el órgano más grande, protege al organismo de factores externos, es el órgano conectado con el exterior por lo tanto el cuidado debe ser masivo para poder contrarrestar todas las exposiciones que tiene constantemente.


Conoce más de la especialista:

Martha Viera

@vieramarthamd

http://vieramarthamd.com/

Dermatóloga y cirujana cutánea

Premio “Women’s Dermatologic Society Mentorship Award”



1 vista0 comentarios

Página web creada por www.somarketingagency.com