Buscar
  • Eva

¡Estoy Menupáusica y mi vida sexual murió!

Hola mis chicas hermosas ¿cómo están? espero súper bien, para las que aún no me conocen soy la Dra. Martha Quintero, Medico ginecólogo, funcional, orthomolecular y regenerativo vaginal.

Hoy quiero hablarte  de la sexualidad en la menopausia, sé que así como muchas mujeres tú puedes tener la creencia de que al llegar la menopausia, la sexualidad se vuelve, menos atractiva para ti y a hasta para tu pareja, por múltiples razones; pero quiero contarte que es lo que en realidad pasa.

La menopausia  es aquel estado donde la mujer tiene muy bajos sus niveles hormonales incluso en niveles casi imperceptibles, la edad de ocurrencia es variable, porque depende  de tu estilo de vida y alimentación, pero más o menos oscila entre los 45 y 55 años  y en los hombres entre los 50 y 60 años; es decir cuando llegamos a estas edades ya nuestras hormonas están en sus niveles más bajos, los síntomas a causa de esta deficiencia son muchos y te los voy a contar pero te tengo la solución.


Pero ¿Cuándo inicia el descenso de mis hormonas? te preguntarás, el comienzo del descenso hormonal inicia a los 35 años; te voy a contar cuales son las hormonas de las que hablamos, ya que hay muchas las hormonas sexuales, la melatonina, la oxitocina, el cortisol y la pregnenolona.

Pero ¿quién es esa Pregnenolona? jajajaja, ya te cuento, esta hormona olvidada y desconocida por ti querida amiga, es la abuela de todas las hormonas sexuales y sus nietas son: La Testosterona, El Estradiol, La progesterona y la Dhea. Entonces, esta hormona abuelita es ultra necesaria para poder dar origen a la madre, ¿qué es? LA DHEA (sus niveles bajos es uno de los predictores  importantes de envejecimiento), esta hormona inicia su descenso a la edad de 25 años.

Conozcamos más sobre la Pregnenolona… se produce en un órgano llamado glándula suprarrenal y en el cerebro en menor cantidad, ella va a dar origen a su hija, la cual produce las hormonas sexuales y al cortisol,  esta abuelita (aunque suene vieja),  es  la que te permite tener una excelente memoria, es protectora contra el Alzheimer y de paso sin ella le dirías adiós a tus hormonas sexuales.

Asimismo es antiinflamatoria, por ello la alteración en la memoria  después de los 35 años y más aún en la menopausia, sobre todo la memoria reciente…

¿dónde deje las llaves?, ¿que vine hacer a la cocina?, ¿qué estaba buscando yo? ¿Te han ocurrido este tipo de eventos? ¡Ajaa! Ahí tienes tu déficit de la hormona “abuela”… LA PREGNENOLONA.

Sigamos con el árbol genealógico de las hormonas: Hormona Madre; DHEA, una señora joven, poderosa, la hormona de la juventud, seguida  de cerca con  la Testosterona, inicia su descenso a los 25 años,  en medicina antienvejecimiento es uno de los marcadores de envejecimiento, y si ella disminuye imaginen  sus hijos,  entre sus funciones  además de la juventud, está la formación de músculo y evitar que uno de sus hijos crezcan sin control  como el cortisol (hormona del stress).

La Testosterona, la “hija reina”, ayuda a la producción de su “hermana” Estrógenos (ya que un 5% de la Testosterona se convierte en Estrógenos) esta es la mayor hormona producida por nuestros ovarios;  también es la responsable de la energía que sientes; respecto a  esas ansias de comerte el mundo, tener seguridad en lo que haces en la vida, así como ese ímpetu de  iniciar tu día, otorga protección cardiovascular contra infartos, hipertensión, trombosis y te protege contra el cáncer de mama y la pérdida de masa ósea; durante la noche te produce un sueño tranquilo y reparado.

¿Creías que era la hormona exclusiva del hombre? Pues no es así ¿Qué te parece? sin ella sufres mucho... así que ponte pila y vamos a recuperarla… ¡su descenso inicia más o menos a los 35 a 40 años!  Ahora te diré lo mejor de ella… ¡ES LA HORMONA RESPONSABLE DE TU DESEO SEXUAL Y LÍBIDO, ASÍ COMO DE LA RESPUESTA SEXUAL INTENSA Y PLACENTERA! SIIIIIII..........


Vamos con nuestros Estrógenos, la hormona femenina, es la que se encarga de  darte esas curvas espectaculares que dejan boquiabierto al sexo que atraes, te deja tu piel sedosa, cabello radiante (junto a vitaminas), te ayuda a tener huesos fuertes y también ayudan a la Testosterona a lograr la protección cardiovascular; ¡pero no todo es tan bello! Los Estrógenos son 3, ¿lo sabías? a continuación te explicaré más de ellos:

· El hermano bueno llamado “Estriol”, protector contra el cáncer de mama, quistes y fibroadenomas mamarios, miomas uterinos/pólipos, produce la lubricación vaginal.

· El siguiente es el “Estradiol”, él puede ser tan bueno como el “Estriol” o tan malo como la “Estrona”.

· Finalmente tenemos a la “Estrona”, la cual se produce en la menopausia sin necesidad de su mama (Estrógenos) porque es la que predomina y por ello es causante del cáncer de mama, endometrio y obesidad en abdomen.


Continuando con lo anteriormente expuesto, el Estradiol puede funcionar de forma positiva como negativa, su comportamiento depende de cómo esté funcionando tu colon e hígado, si haces que tu organismo trabaje con muchos carbohidratos, azúcares y procesados no actuará bien, por ende tu  intestino tampoco.

A partir de allí tu metabolismo alterado hace que tu ESTRADIOL, se comporte de manera perjudicial como la ESTRONA, todo esto va relacionado con el HIPERESTROGENISMO, mencionado en artículos anteriores, el cual es causado por múltiples químicos en tu cuerpo y alimentación  no adecuada, que genera infertilidad, ciclos menstruales irregulares, miomas, quistes mamarios, pólipos endometriales y cáncer de mama.

Importante mencionar que:

El Estriol y el estradiol bueno  disminuyen a partir de los 40 años, en menopausia están ausentes, lo que le da permiso a la Estrona para actuar negativamente.

Llegó el turno de hablar de la PROGESTERONA, hormona que puedes ser tan madre como hija en nuestro organismo, es muy versátil, de hecho una curiosidad es que en los laboratorios en los que procesan HORMONAS BIOIDENTICAS Y SINTÉTICAS, obtienen primeramente la Progesterona para producir las demás.

Algunas de sus funciones son:

· Protectora cerebral por excelencia, protege contra el ALZHEIMER

· Potente antiinflamatoria, y diurética (hace que no retengas líquidos)

· Se contrapone contra los Estrógenos para equilibrar sus funciones

· Encargada de hacer que tu menstruación se presente 

· Crea el quiste que mantendrá el embarazo hasta que se forme la placenta

Cabe destacar que existe una diferencia entre los progestágenos de las pastillas anticonceptivas y la progesterona idéntica a la que produce tu cuerpo, se llama Progesterona Micronizada, por tanto los efectos de los progestágenos son distintos y generan efectos adversos en tu cuerpo.

Ésta es la segunda hormona en iniciar su descenso a los 35 años luego de la DHEA. Te ha preguntado ¿por qué después de los 35 o 40 años tus ciclos menstruales se alteran en cantidad o duración? ¿Te da dolor de cabeza premenstrual o te retienes líquidos? ¿Tienes insomnio? ¿Dolor en los pechos? Todo esto se debe a la disminución o ausencia de esta señorita llamada PROGESTERONA, por último, pero no menos importante es la que te da calma en tu genio y ánimo, es calmante, incluso en la menopausia puede sustituir a los antidepresivos.

EL CORTISOL, seguro que de ella si ha oído hablar como la Hormona del STRESS, sin ella no podríamos vivir; cuando  vas pasando la calle y viene un auto extraño es quien te permite salir corriendo, también es quien te dice en las mañanas “levántate” y te da ese ánimo, así mismo es la que te da esa alarma en situaciones adversas

Sin embargo, debo advertirte que esta hormona además de mantenerte alerta tiene algo en contra, si la mantienes alta por  mucho tiempo en el día o si de noche no la dejas descansar se elevará tu insulina y es ahí cuando tú te preguntas ¿por qué estoy subidita de kilos si "como bien"? ¿Por qué me levanto tan cansada? todo es consecuencia de hacer trabajar en exceso a la hormona del stress.

Así que, atentas a cuidas la hormona del Cortisol, pues si la agotas por mantenerla alta, puedes llegar a la fatiga de la Glándula Suprarrenal, lo que sería un verdadero “catástrofe hormonal” ya que ninguna se produciría. 

A su vez el cortisol alto genera, que tu tensión arterial se suba, tengas taquicardias, arritmias, estrías, piel seca, cabello seco y que se cae y otros miles de efectos negativos, ¡así como que tus otras hormonas no se produzcan porque tu cuerpo necesita es cortisol y no las demás!

              Vamos con la Hormona de la noche, LA MELATONINA, es la reparadora y antioxidante por excelencia, ella va por tu cuerpo dejándolo descansar, diciéndoles a las otras que ella tiene sus horarios de producción y acción, asimismo  hace que tu sueño sea reparador y profundo, esta hormona es una “mujer de la noche”, necesita que tu duermas bien a oscuras, cualquier luz mínima en tu habitación la inactiva (hasta la luz del deco), y si decides dormirte después de las 11 pm, ella ya decide no salir así de simple, es súper protectora de ti, pero es fácil descuidarla.

¡La  Hormona del AMOR! ¿La conoces? Te la presento, es la  OXITOCINA, es aquella que secretas cuando está dando  lactancia materna, por la succión del pezón ,pero también porque en ese momento  estas pegada a ser hermoso que nació de ti, y abrazas con fuerza pero tiernamente para que no se te caiga y sentir sus caricias dulces y delicadas, pero también es la misma que secretas durante las contracciones y mejor aún cuando estas abrazando a tu pareja, hermanos, amigos, es decir cada vez, que abrazas se libera esta Hormona y hace que generes  un sentimiento agradable, de cariño, y da sensación de bienestar emocional, y durante el acto sexual a ti te genera esta conexión emocional y es por ello que luego del suceso quieres abrazos y caricias, pero por su parte a tu compañero masculino durante el acto tiene igualmente esos sentimientos como tú a diferencia de que posteriormente a él le da sueño (ahora entiendes porque se duermen jajajaja)

Ahora bien, una vez  que por este escrito traté de resumir lo complejo del sistema Hormonal y Endocrino (ya sé que estuvo larga la clase de biología) ahora quiero que analicemos porque tu sexualidad se puede ver afectada en calidad y cantidad; porque tienes ganas pero tu vagina esta reseca, te duele y no lubricas, te sientes pasada de kilos y vieja, te duele la cabeza y estás cansada, quisieras mejorar en ello pero no te dan ganas, en fin  todas esas situaciones que te lleven a que te digan ¡ESTÁS MENOPÁUSICA!.

Pues todo esto quiero sepas no es tu culpa, tampoco es por mala actitud o carácter, es sencillamente que cada una de tus hormonas que trabajan en armonía ya no están y por más que tú quieras, tengas disposición, hagas ejercicio, te arregles, te falta ese gasolina adecuada, para estar saludable, rejuvenecer y disfrutar tu vida sexual como cuando estabas activa a plenitud a los 25 años.

Pero tranquila, que ahora que has leído todo y has empezado a comprender de mejor forma tu cuerpo con todos los consejos te que voy dando en cada encuentro de este blog, podrás utilizar lo que tienes a tu favor y salir siempre ganando, todo es cuestión de adaptarte al cuerpo y a las condiciones que ahora tienes, conocerlas, amarlas y aprender a sacar provecho de cada una. Además, aunque no lo creas, la menopausia es más favorecedora de lo que piensas.

Así que a partir de ahora quiero oírte gritar: ¡Llegó la menopausia! ¡Qué ricoo! (tú pensarás “esta dra. enloqueció”) Pero en realidad, es positivo, piénsalo, se cerró la fábrica que producía hijos, se acabaron los sangrados menstruales y ahora tu cuerpo es un gran parque de diversiones en relación a tu salud emocional, física y sexual, (eres una mujer más madura y experimentada) así que presta atención a tus hormonas y acude a tu médico, y si vas a usar hormonas bioidénticas aliméntate conscientemente.

¡REJUVENECE METABÓLICAMENTE Y EXTERNAMENTE!

Es tu mejor momento, ya creaste tus hijos, creciste laboral y emocionalmente, tienes aún  al menos 40 décadas  más de vida sin enfermedades.

Además también existen métodos como el láser fraccionado, hilos  y plasma rico en plaquetas para darle a  tu belleza íntima ese resplandor que retomará cuando tenga su “combustible adecuado” (hormonas) y los tratamientos mencionados.

Me despido, esperando para poder ayudarte y asesorarte en tu camino, como siempre digo " LO IMPORTANTE NO ES DÓNDE ESTÁS, SI NO A DÓNDE QUIERES LLEGAR"

DRA. MARTHA QUINTERO 

MÉDICO GINECÓLOGO FUNCIONAL ORTHOMOLECULAR

@Martha Quintero

INSTAGRAM; @TUDOCTORAFUNCIONAL.

24 vistas