Buscar
  • Por Culpa de Eva

La lactancia, la mejor receta

Publicado por MIMI el 18 MAYO, 2020


La lactancia es uno de los momentos más lindos aunque también algo difíciles de toda mamá, sobretodo primeriza, esta vez conocemos la percepción de Mimi quien además de ser una mamá con mucha experiencia ya se convirtió en abuela, lo que le otorga suficiente experticia de este tema y herramientas para compartirnos:


Después de mucho tiempo siento la necesidad de escribir unas líneas sobre esta experiencia… ¡No sé realmente cómo explicar las emociones que inundan mi mente y los sentimientos que invaden mi corazón!


Durante todo el embarazo de mi hija, me sentí tranquila y disfruté cada uno de los momentos que podíamos compartir de manera virtual… ¡pues seguimos paso a paso la evolución de ese milagro!


¡El trabajo de parto fue otra cosa! Aunque sabía que mi hija estaba lista y es una mujer fuerte (que en verdad quería ser mamá) no podía dejar de experimentar temor ante lo que significa el parto y no podía menos que angustiarme por todo lo que ella debía atravesar. Fueron momentos angustiosos y muy largooos… ¡estuvimos 2 días esperando que se diera naturalmente! Pues yo sabía lo que ella podía sentir y era como si yo también lo estuviera sintiendo.


Finalmente llegó Arturo, hizo una entrada triunfal, mostrando su fuerza para comunicarse de la manera en que le era posible, y hoy lo carga mi nana con todo el cuidado y amor que una madre puede demostrar.

Es natural en ella la maternidad y me produce una gran emoción acompañarla, así sea de lejos y de manera virtual en todas las peripecias de las primerizas.



Carta de una madre a su hija sobre la lactancia:

Es la lactancia de los procesos más maravillosos que una mujer puede experimentar, pues es un momento sublime en el que nuestro cuerpo alimenta y nutre a un ser indefenso que ha estado dentro y que estamos reconociendo…


Pero no por ello es sencillo exige dedicación, paciencia y un “traductor” que no han inventado, pues no sabemos si lo estamos haciendo bien, no entendemos el lenguaje del llanto todavía y no sabemos si llora porque no está “lleno”, porque tiene gases o porque tiene un “no sé”, no sabemos cargarlo para sacarle los gases, él llora nos pone a sudar y nos angustiamos porque nos da miedo no estar haciéndolo bien.


Pero la práctica hace al maestro y cada día que pasa vamos interpretando el maravilloso lenguaje con el que nuestro recién llegado se comunica y vamos aprendiendo a descifrar sus necesidades. Tener paciencia y tratar de observar con tranquilidad (en lo posible) su llanto y sus gestos, nos van indicando lo que debemos hacer, seguir la intuición que nace de esa sabiduría natural que la madre tiene nos va a permitir identificar lo que es mejor para ese extraño-conocido que acabamos de recibir.


Encontrar una buena posición para acomodarse a dar el seno, estar adecuadamente hidratadas, cuidar las laceraciones que naturalmente produce la succión y que se cicatrizan si hacemos lo correcto, colocar música suave y relajante son acciones que predisponen a que el momento resulte tan placentero para el bebé como para la madre.


Espero hija bella que este mensaje te ayude a entender lo que significan esos primeros momentos con tu hijo, estoy segura que lo harás bien y Arturo disfrutará ese alimento de manera integral. Acuérdate que la alimentación es un medio con el que expresamos el amor y si está dirigida por este sentimiento nutre a todo nivel.


Esperamos que hayas disfrutado el artículo, cuéntanos ¿Qué es la lactancia para ti? ¿Cómo fue tu etapa como primeriza? ¡Nos encantaría leerte en @porculpadeeva www.porculpadeeva.com!


Lactancia Mildred Henríquez

mailto:mhenriquez931@gmail.com


23 vistas