Buscar
  • Eva

La Mujer Barbuda

Actualizado: may 22

Holas mis lectoras hermosas ¿cómo están?  espero muy bien, como siempre en “El Blog de Eva” les traemos la mejor información sobre el mundo femenino… yo aquí estoy nuevamente con “Tu Doctora Funcional” Martha Quintero @tudoctorafuncional para apoyarte y seguir educándote en tu salud hormonal y general.


Hoy quiero hablarte de este tema que lamentablemente es muy común  entre las mujeres de cualquier edad, el vello facial y corporal, incluidas nuestra partes íntimas, que se vuelve muy incómodo por el crecimiento excesivo en cantidad y  grosor, obligándonos a recurrir a depilaciones cada  vez más frecuentes y que trae como consecuencia la coloración oscura de bigote, axilas, región inguinal en nuestras partes íntimas, por el estímulo mecánico y calórico de los diferentes métodos de depilación que uses.

Pero lo que todas se preguntan ¿Cuál es la razón de ese crecimiento excesivo? La más común pero no la única… Es el síndrome de ovario poliquístico. ¿Lo sabías?

¿Porque se llama “síndrome”?

Porque un síndrome es un conjunto de síntomas y signos (cosas que vemos los médicos y quizás el paciente no note) así como alteraciones  hormonales que nos llevan a tener múltiples alteraciones tales como:

 1. Ciclos menstruales irregulares

 2. Sobrepeso o  peso difícil de manejar

 3. Acné desde muy muy leve hasta  severo

 4. Vello facial  y corporal  que puede obligar a su retiro cada semana 

 5. Infertilidad

6. Resistencia  a insulina (prediabetes) 

7. Hipertensión 

8. Quistes en los ovarios,  todo esto también se mezcla con el llamado “síndrome  metabólico”.

9. Manchado oscuro en axilas, bigote, región de entrepierna aún sin depilarte

Toda esta gran variedad de alteraciones que pueden presentarse al mismo tiempo o mezcladas entre ellas podemos  tenerlas desde  el desarrollo o incluso en la edad adulta, todo va depender del tipo de alimentación y estilo de vida sedentario o no, hará que se nos presente más temprano en el desarrollo.

Ahora te explicaré lo siguiente:

La causa de este “síndrome de mujer barbuda” (lo más frecuente es vello facial en mentón, bigote, área lateral de la cara, acné en  el pecho, frente, dorso de nariz y espalda) es causada única y exclusivamente  por una alimentación basada en azúcares, procesados y carbohidratos con gluten…. ¡Si ya sé! Me vas a decir que desde tu desarrollo de chiquita eres así, que tus hermanas y primas también lo sufren y que eso es de familia…. Pues la respuesta es… si y no… ¿Por qué? 

Te cuento… tu familia y tú, tienen genes que les otorgan un riesgo de sufrir  este síndrome, sólo que cada uno de ustedes son capaces de activar ese gen o apagarlo.

Ahora viene la pregunta ¿Cómo lo apagamos?

¡Fácil!  Te voy a  enumerar el paso a paso:

1. Come sin harinas de trigo, centeno, avena, cebada. ¿Qué alimentos tienen esto? Pan, pastas, cerveza, pastelería de todo tipo y algunas cosas integrales tienen avena

2. No comas procesados, es decir todo lo empaquetado desde  papas saladas hasta carnes, pollos, embutidos ¿por qué? Ellos tienen químicos en su proceso que actúan como xenoestrógenos, es decir al consumirlos actúan en tu organismo como si fueran  estrógenos, como si tomaras una pastilla de estrógenos sintética  (que se parece a la producida por tu cuerpo pero no es igual) y por tanto compite con tus estrógenos  naturales y además hace que se eleven tus valores de estrógenos  en cantidad y función, generando un estado de hiperestrogenismo ( luego en otro blog  te explicaré este término)

3. No consumas productos de soya o con soya, es un grano que han modificado genéticamente y es transgénico ya por lo cual no es saludable, y actúa como  estrógeno y hace que tu cuerpo crea que ya hay mucho y se dedique a la producción de andrógeno) hormonas masculinas)   siendo la causa de tu piel grasosa, acné y ciclos menstruales irregulares.

4. No consumas azucares de ningún tipo y siempre revisa las etiquetas porque hasta el tocino  tiene azúcar añadida, embutidos también, leches procesadas, etc.... El consumo mayor a 15 gramos al día de azucares nos lleva al acumulo en el hígado de ese exceso de azúcar en forma de triglicéridos y se acumulan en la grasa y hígado ocasionando el aumento de peso o esos rollitos que no logras bajar  con el ejercicio y peor aún al hígado graso, enfermedad   que nos puede alterar todo el funcionalismo de tu cuerpo desde el cerebro hasta la punta de dedo gordo del pie.

5. Evita los riquísimos panes, donas, paquetes de ponquecitos y pare de contar, porque contiene gluten, grasas trans y azúcares, ósea, son la bomba atómica, ellos elevan la insulina (hormona encargada de mantener tus niveles de glucosa –azúcar- en sangre dentro de lo normal) cuando el consumo de todos estos alimentos es crónico y constante, así sea que comas pan 1 sola vez al día, en otros días quizás un poco más, conlleva a que tu organismo en un tiempo  no  reconozca a la insulina y las células se hacen resistentes a esta hormona, por ello aquello de “si sufres de hipoglicemia, comete un dulce” ¡noooooooo, es fatal  esa hipoglicemia! (azúcar baja en sangre) es porque tu cuerpo esta resistente a insulina en sus fases iniciales y hace un esfuerzo por producir más para bajar el azúcar y lo hace de una manera brusca y te  da hipoglicemia y vas justo y te metes más azúcar, jajaja osea empeoras tu cuadro.

Ahora bien ¿Cómo se relaciona todo esto?

La resistencia  a  la insulina o hiperinsulinismo, es la causa de tu excesivo vello facial y corporal, así como ayuda  a aumentar tu grasa corporal, ocasiona el aumento de peso  o el hecho de no poder bajar esos “kilitos de más” a pesar de tu  ejercicio, asimismo es la responsable de la infertilidad y la causante para desarrollar diabetes tipo 2 y/o hipertensión arterial.

Tus quistes en tus ovarios son consecuencia de todo lo expuesto anteriormente, no son la causa como muchas creen.

Otro síntoma menos común expresado en  las mujeres barbudas, son los quistes mamarios o fibromas mamarios, miomas uterinos y/o pólipos uterinos.

Me imagino que quieres saber cómo es el tratamiento:

1. Alimentación baja en carbohidratos

2 Alimentación alta en grasas saludables para producir tus hormonas adecuadamente

3 Ejercicio  cardiovascular mezclado con  peso, nos ayuda  a mejorar la resistencia a la insulina

4  Olvídate de la soya 

5 El azúcar es tu enemiga, recházala, evítala, aléjala de ti

6 Supleméntate con  Omega 3, zinc, magnesio, berberina, vitamina c, vitamina e, vitamina d. No cualquier marca es adecuada ni de buena calidad)

7. Siempre  haz esto de la mano y seguimiento de tu medico  ginecólogo. 

Mis mujeres hermosas, sé que ninguna quiere  ser “barbuda”, tener esos “kilitos de más”, mucho menos tener diabetes tipo 2 o hipertensión, así que ¡es hora de   cambiar paradigmas! Y si  necesitas apoyo, ayuda profesional te espero vía online o presencial.


Encuéntrame en mis redes

 @tudoctorafuncional.

 correo : tudoctorafuncional@gmail.com

Whasap +573204978250

Como siempre digo… “No es donde estás si no adonde quieres llegar”

Dra. Martha Quintero

Medico Ginecólogo Funcional, Estético y Regenerativo

¿Te gustó este artículo? Coméntanos en @porculpadeeva y te leeremos

¡Síguenos para más info importante sobre mujeres!

https://www.porculpadeeva.com/

14 vistas