Buscar
  • Por Culpa de Eva

Las Grasas son ¡Mis amigas!

Queridas amigas y pacientes, las saludo, hoy les traigo un tema muy álgido y al que todas le huyen…. ¡Las grasas!

Les voy a contar el por qué de  ese miedo y todo lo relacionado a él.

Pónganse cómodas y presten atención….


 Las temidas grasas

Algo que seguramente te has preguntado…. ¿Dónde comenzó el pánico a las grasas?

En el año 1950 se realizaron unos hallazgos  que revelaron que las arterias obstruidas de pacientes con problemas cardio-vasculares tenían grasas en sus paredes, generando el gran temor a las grasas, lo que fue reafirmado por otro gran estudio, realizado en el año 1958 por el Dr. Ancel Keys… ¡Lo cual fue falso, mal intencionado y convenientemente interpretado! El especialista fue un biólogo y epidemiólogo estadounidense con Doctorado en Fisiología; dicho estudio fue portada de la gran revista “The Times” en el año 1961, lo que lo hizo "convincente, real, y verdadero".

La investigación se llamó “El estudio de 7 países”,  el  Dr. Keys analizó 21 países pero para sus conclusiones solo dejó siete, no sabemos por qué, concluyó lo siguiente: “en los países donde hay más consumo de grasa y por lo tanto más calorías (ya que 1 gramo de grasa aporta 9 calorías), se presentaron más  muertes  por ataque cardíaco” en otras palabras, en los países donde había mayor consumo de grasas, había mayor número de enfermedades cardio-vasculares, hasta aquí… ¿todo es cierto verdad? ¿pero dónde está el error?.


Resulta que el estudio debió haberse basado en la grasa como único factor de causa de ese evento, pero resulta que, en ese estudio de más de 500 páginas,  también evaluaron otros factores y decidieron obviarlos, o por lo menos eso creímos todos y quizás intencionalmente los obviaron. Adivinen… ¿cuál fue uno de esos otros factores? Pues, el azúcar.

En la página 262 del estudio, se hace referencia a la correlación existente entre el porcentaje de calorías del azúcar, la grasa, y las enfermedades coronarias; en términos claros, donde estaba la grasa también estaba el azúcar y por supuesto esto afectaba.

Basado en sus conclusiones, el Dr. Keys, propuso un esquema de alimentación;  era una dieta alta en carbohidratos, azúcares y baja en grasas, basándose  el 69% de esta alimentación en papas, pan, frutas, pasta,  el resto eran las  proteínas y las  grasas eran pocas o  nulas, acuérdense de la pirámide nutricional que nos enseñaron en el colegio.


Adicionalmente, otro error fue el método para determinar qué grasa consumía la gente, realizaron  una encuesta para conocer qué solían comer las personas, lo cual es una pregunta muy subjetiva, y quizás la gente no comía lo mismo siempre y en la misma proporción. Este estudio dio paso a otros realizados por otros autores, para terminar en la famosa “dieta objetivo” para la población de Estados Unidos, en el año 1977.


Otro aspecto a evaluar es que cuando el estudio  salió publicado en la revista “The Times”, todas las asociaciones médicas consideraron que era algo espectacular y una verdad absoluta, ¿Política? ¿Intereses económicos? No sabremos, pero el hecho fue que se decretó como absoluta verdad.

¿Se acuerdan que había más países involucrados en el estudio que no incluyeron y no sabemos por qué? Pues estaban Noruega y Holanda (donde se  come más grasa y hay menor muertes por patologías cardiovasculares) Entonces ¿Qué fue lo que pasó? ¿No eran datos que debían incluirse allí?


Además en este estudio no investigaron  si las personas fumaban, eran sedentarios, con sobrepeso u obesos, si bebían,  por tanto no evaluaron  factores de riesgo como los anteriores que causan enfermedades cardiovasculares; así como tampoco establecieron qué tipo de grasa consumían. En México y Francia, también se consumía más grasa que Holanda y Noruega y menos muertes cardiovasculares.

  

Analizando el estudio,  con respecto al azúcar (otro factor que ellos determinaron, pero que no tomaron en cuenta para sus conclusiones sin explicación) se encontró que los países que más comen grasa también consumen más azúcar… ¡Bingo!


Quizás no se los he explicado antes o no quedó claro, pero el consumo de azúcar (o carbohidratos que es lo mismo), por varios mecanismos, produce la elevación de insulina, a su vez ésta conlleva a la formación y acumulo de grasa en nuestro organismo, hígado graso, aumento de grasa intra-abdominal y abdominal, triglicéridos altos, colesterol oxidado elevado (colesterol específico que debemos medirnos, no el colesterol normal que nos miden siempre), entre otros.

Hasta aquí creo les quedó claro mis queridas amigas, la verdadera historia y origen del terror a las grasas, en el próximo post les explicaré cuales son las grasas saludables y  cuales no, porque también es una realidad, que no todas son iguales ni se comportan igual.


Espero poder ayudarlas, haberles aclarado dudas  y con gusto si me necesitan estaré a su disposición vía online  y/o presencial.


Las espero en en mis redes:

@tudoctorafuncional 

Mi correo  tudoctorafuncional@gmail.com.  

Teléfono + 57- 3204978250 (whatsapp)


Dra. Martha Patricia Quintero García

Medico Ginecólogo Funcional  

29 vistas