Buscar
  • Por Culpa de Eva

MI MENSTRUACIÓN ME MATA

Hola hermosas  mujeres nuevamente estoy por aquí,  hoy quiero hablarles de algo muy común que muchas (me incluyo) hemos sufrido y padecido.

¿Has tenido dolor  premenstrual o cólicos intensos en tus ciclos menstruales? ¿Te duelen los senos o se inflaman? ¿Retienes líquidos y se te hincha el vientre? ¿El humor te cambia de manera brusca pasando desde la lloradera hasta la rabia más intensa sin razón? ¿Te duele la cabeza? ¡Pues te presento al llamado SINDROME PREMENSTRUAL!

Sabrás que te encuentras en esta etapa si tienes algunos de estos síntomas o todos (pobrecita) ¡Ah y se me olvidaba!... Definitivamente también sabrás que tienes el síndrome si además tus sangrados son abundantes y duraderos.


Entonces, te catalogas como una mujer con este SÍNDROME PREMENSTRUAL, te voy a contar a que  se debe:

  • En las jóvenes hasta por dos años luego de su primera menstruación puede considerarse normal, se origina por los ajustes que aún están ocurriendo, mas no significa que no pueda tratarse y controlarse.

  • Si eres más adulta, tienes 20 años o incluso todo esto inició a los 30, es causado por un exceso de ESTRÓGENOS y/o deficiencia de PROGESTERONA, más déficit de serotonina, minerales y oligoelementos.

Pero aquí es donde preguntas ¿por qué tengo esos déficits?  La respuesta es simple, desde hace 50 años y cada día más, la alimentación se basa en harinas, azúcares, procesados y se realiza de manera muy seguida (cada 3 o 4 horas aprox.), a su vez  dormir se ha convertido en una actividad de pocas horas y con artefactos tecnológicos encendidos o cargándose como el televisor, celulares, computadoras en la habitación, por otra parte, los alimentos orgánicos tienen menos minerales y oligoelementos (bioelementos, hierro, zinc, manganeso) que los de hace 100 años, el agua tiene mucho flúor, también sucede que los cosméticos,  artículos de aseo personal y de limpieza del hogar están cargados de químicos derivados del  petróleo que actúan como disruptores hormonales,  en otro artículo les cuento el nombre de cada uno de ellos y donde los encontramos.

Entonces tenemos todas estas situaciones cotidianas y banales porque nadie se detiene a detallar que cada una de ellas va sumando día a día (en cantidades no tan pequeñas como crees) estos venenos químicos y malos hábitos pueden originar alteraciones  metabólicas; desde  peso difícil de controlar, ansiedad, depresión, infertilidad, síndrome premenstrual, así como en ocasiones cáncer y enfermedades como el  Lupus o Hipotiroidismo.

Quiero hacer una mención especial a la importancia de evitar harinas y alimentos dañinos, lo cual ya les he repetido en diversas ocasiones en artículos anteriores (tal como un disco rayado), todo que sea panes, pastas, donas, paquetes de mercados, snacks, dulces, gaseosas, jugos así sean naturales, comida chatarra,  y comer cada 3 horas productos supuestamente integrales o light (lo cual es peor), el uso diario de cosméticos (mientras más lujosos y caros sean, más químicos traen), cremas dentales con flúor y artículos de aseo no orgánicos… ¡Todo esto altera tus hormonas!

¿Por qué estos productos las afectan? Pues son químicos que se absorben por tus mucosas orales, piel o pulmones al tener perfumes y nuestro organismo debe inactivarlos para eliminarlos, pero no lo logra.

El hígado es el gran  filtro encargado de  eliminar y neutralizar estas toxinas, pero él no consigue hacerlo por varios factores:

1. Las cantidades de químicos son exageradas, y créeme todo lo que usas a diario ya es una cantidad exagerada.

2.  Si tu alimentación es como la mencionada anteriormente, la misma mantiene a tu hígado ocupado tratando de extraer lo poco saludable y eliminar el exceso de comida no real.

3. El déficit de  vitaminas, minerales y oligoelementos en tu alimentación asi sea orgánica, y la falta de consumo de una adecuada y personalizada  suplementación.


4. El hábito ocioso y adictivo de dormirte tarde, con electrónicos en tu habitación prendidos, así como comer menos de dos horas antes de dormir y comidas como las descritas.

Entonces  ocurre que la eliminación de estas toxinas no se logra y ellas recirculan en tu organismo esperando ser suprimidas y mientras esperan se dedican a actuar y fingir que son  estrógenos, sin importarles si tú ya tienes tu producción adecuada de ellas, si eres hombre, niña o adulto mayor, no conforme con ello, estas sustancias tóxicas, se fijan a tus células por lo que no permiten que tus hormonas reales lo hagan y estimulan tu mama (seno),  útero, huesos, músculos, grasa, tiroides, endometrio, colon, alterando todo tu metabolismo generando enfermedades mencionadas y lo principal, tu SÍNDROME PREMENSTRUAL. 

Para mejorar todo esto:

1. Aliméntate sólo 3 veces al día

2. Duerme 8 horas entre las 10 pm y 6 am

3. Elimina los  electrónicos de tu habitación

4. Supleméntate como mínimo con zinc, magnesio, cobre, Indole-3-carbinol, inositol, 5-HTP Advertencia: Ingiere esto siempre  bajo supervisión  e indicación médica, las dosis varían según cada paciente y se pueden añadir o quitar más  suplementos.

5. Ten una alimentación baja en carbohidratos y alta en grasa saludables

6. Muévete mínimo 3 veces x semana con ejercicio de alto impacto y corta duración.

7. Usa cosméticos y  artículos de aseo personal lo más biodegradables y orgánicos posibles.

8. Toma agua sin flúor, usando filtros de ozono  o de varias capas de  piedras

9. Consúltame  vía online o presencial para darte  la guía, manejo y estudio  adecuado para tu proceso.

Recuerda:

¡Lo importante no es donde estás, si no a dónde quieres llegar! ¡Vamos, tú puedes.

Dra. Martha Quintero

Medico ginecólogo funcional y regenerativo/estético

@tudoctorafuncional

tudoctorafuncional@gmail.com


8 vistas