Buscar
  • Por Culpa de Eva

¡Mujer, exigencias y pandemia!

Actualizado: ago 7

La pandemia trajo nuevos desafíos para las mujeres. Si ya de por si las mujeres nos sentíamos presionadas con las exigencias de la vida cotidiana, hoy en día esas presiones han aumentado considerablemente. El hogar, el trabajo, la crianza de los niños y por supuesto nuestras necesidades personales. Demasiado para poder cumplir todo en un solo día, ¿no?


Es ahí cuando la ansiedad comienza a aumentar, empieza a formar parte de nuestra vida cotidiana. Exigencias, exigencias y más exigencias. Queremos rendir lo mismo que cuando la pandemia no existía, tenemos las mismas expectativas sobre nosotras mismas que cuando nuestras vidas estaban ordenadas y organizadas. Es ahí cuando nuestra personalidad y capacidad de adaptación se pone en juego. ¿Es posible esperar lo mismo de nosotras con o sin pandemia? Esa es la pregunta que debemos hacernos todos los días.


¿Es posible cumplir con todos nuestros objetivos? ¿Cuál es el precio de nuestra sobre exigencia?


Por supuesto, alguien tiene que pagar el costo de la pandemia, pero no puedes ser tú sola. Necesitamos reorganizarnos, hacer una lista de prioridades, pensar bien que es lo verdaderamente importante en estos tiempos y qué puede esperar. Necesitamos revisar nuestros esquemas de pensamiento perfeccionistas, aceptar que ni la comida va a ser la que conlleve más preparación, ni los niños van a poder aprender lo mismo este ano, ni siquiera podremos quedarnos hasta tarde mirando la tele o haciendo las actividades recreativas que solíamos hacer previamente a irnos a descansar y por supuesto nuestro trabajo nos requerirá más tiempo para ser terminado. Que difícil tarea poner prioridades a nuestras vidas, pero cuan necesario se hace cuando el tiempo es limitado.


En el camino de la pandemia otras palabras aparecen: necesidades, cuidados personales, tiempo para nosotras, descanso y relajación. Por supuesto que esa es una prioridad, pero cuantas veces se vive con culpa, cuantas veces las dejamos de lado por creer que nuestro cuidado personal es un lujo. Ni siquiera lo ponemos como parte de nuestro plan. Sin embargo, para que podamos seguir tirando de la soga, para poder funcionar adecuadamente y no perdernos en el camino es una prioridad también encontrar un momento para nosotras.


Empieza hoy mismo a hacer tu lista de prioridades incluyéndote a ti misma. Cuando estés confeccionando esa lista recuerda reducir tu perfeccionismo, tus exigencias, tu necesidad de que todo suceda idealmente como tu lo imaginaste. Recuérdate que puedes estar cansada, que no es grave si la casa no está ordenada como a ti te gusta, que si comes lo mismo varios días eso no te hará peor persona o una mala madre, que si tus niños están frente al televisor o una tablet más tiempo del que solían eso no los hará infelices para el resto de sus vidas. Date un tiempo, respira, mira todo con perspectiva, esto ya pasará.


Jacqueline Lapidus.

Sesiones Online: www.jacquelinelapidus.com

Instagram: @ansiedad_life_coaching

Youtube: Jacqueline Lapidus

Facebook: www.facebook.com/malditaansiedad


38 vistas